Pulso, métrica y tipos de compás

En este artículo hablaremos de teoría musical. Encontrarás una introducción a los conceptos de pulso, métrica y ritmo, así como a los diferentes tipos de compases básicos con ejemplos en audio y video.

Pulso, métrica y tipos de compás

Pulso, tempo y métrica

El pulso musical es como “el latido del corazón de la música”. Se trata de una serie de pulsaciones que se repiten de manera constante a lo largo de una pieza musical. Por ejemplo, cuando movés tu pie al ritmo de una canción estás marcando el pulso de la misma. El pulso puede ser lento o rápido, pero es siempre constante y estable, a no ser que la música intencionalmente acelere o disminuya su velocidad.

El tempo (tiempo) se refiere a la velocidad del pulso, y se mide en cantidad de pulsos por minuto. Por ejemplo una pieza con un tempo de negra 120 tendrá un pulso más rápido que una con un tempo de negra 60.
A continuación podés escuchar dos ejemplos de pulsos marcados por un metrónomo a diferentes tempos, el primero a un tempo de 120 y el segundo de 60.

El término métrica se refiere a la estructura rítmica de la música. El pulso musical se divide en grupos de pulsos fuertes y débiles, enfatizando o marcando como pulso fuerte el primero de cada grupo, con el fin de crear un patrón rítmico regular. Es posible agrupar los pulsos de diversas maneras, pero lo más común es agruparlos de a 2, 3 o 4.
Son estas acentuaciones y agrupaciones de los pulsos que se suceden de manera regular las que establecerán la métrica de una pieza musical. A continuación profundizaremos más al respecto.

Compases e indicación de compás

En la notación musical los pulsos se agrupan dentro de compases. Los compases están separados por líneas de compás.

La indicación de compás se escribe al principio de cada pieza musical. La misma está compuesta por dos números:

  • El numerador (número superior) indica cuántos pulsos hay dentro de cada compás.
  • El denominador (número inferior) indica qué figura rítmica representará a cada pulso. Cuando este número es el 4 (cuatro) significa que cada pulso será de negra.

Cada figura tiene un número de equivalencia con el que se la representa en el denominador: Redonda = 1; Blanca = 2; Negra = 4; Corchea = 8; Semicorchea = 16; etc.

Por lo tanto un compás de 4/4 estará compuesto por cuatro negras o por cualquier combinación de figuras rítmicas que sea equivalente a cuatro negras; un compás de 3/4 por 3 negras, etc.

Compases de 4/4, 3/4 y 2/4

Como dijimos anteriormente, las maneras más comunes (no por eso las únicas) de agrupar los pulsos en cada compás es de a 4, 3 y 2, encontrándonos así con los compases de 4/4, 3/4 y 2/4 respectivamente. Seguramente te estarás preguntando cuál es la diferencia entre agrupar los pulsos de a 4, 3 o 2 por compás. Lo que sucede es que en cada compás tendremos diferentes acentuaciones, es decir que tendremos pulsos fuertes y pulsos débiles que se sucederan a diferentes intervalos regulares de tiempo.

En el compás de 4/4 el primer pulso será fuerte, el segundo débil, el tercero será levemente fuerte (no tanto como el primero) y el cuarto será débil.
En el compás de 3/4 el primer pulso será fuerte, el segundo débil y el tercero débil.
En el compás de 2/4 el primer pulso será fuerte y el segundo débil.

En resumen:

  • 4/4: Fuerte, débil, medio, débil.
  • 3/4: Fuerte, débil, débil.
  • 2/4: Fuerte, débil.

Así es que en un compás de 4/4 estaremos escuchando el pulso fuerte cada 4 pulsos, en uno de 3/4 cada 3, y en uno de 2/4 cada 2.

A continuación podrás escuchar diversos ejemplos musicales de cada uno de estos compases:

Compás de 4/4

El compás de 4/4 predomina tanto dentro de la música académica como de la popular. Así que podés buscar alguna de tus canciones favoritas e intentar marcar el pulso en ellas.

1) Escuchá este ejemplo en 4/4 de la nota La con un metrónomo de fondo. Intentá contar «uno, dos, tres, cuatro» en cada uno de los pulsos, dándole un especial énfasis al “uno” ya que es el pulso fuerte del compás.

2) Una vez que hayas conseguido realizar el ejercicio anterior escuchá con atención la canción Under Pressure de Queen. Desde que comienza la canción intentá contar los pulsos como lo hiciste en el ejemplo anterior. Prestá especial atención al bajo con el que comienza, notarás que la melodía o frase musical que repite tiene exactamente la duración de un compás de 4/4.

3) Otro ejemplo podemos encontrarlo en el comienzo del 1er movimiento del concierto para violín op.35 de Oskar Rieding. En él, tanto el piano como el violín comienzan sus melodías tocando negras, es decir que su ritmo está yendo a la par del pulso, y por ende están marcándolo con sus melodías. Contá y marcá el pulso a medida que lo escuchas.

Compás de 3/4

El compás de 3/4 se utiliza predominantemente en valses, minuetos y danzas. De igual manera lo podremos encontrar en varias canciones de música pop y rock.

1) Escuchá este ejemplo en 3/4 de la nota La con un metrónomo de fondo. Intentá contar «uno, dos, tres» en cada uno de los pulsos, dándole un especial énfasis al “uno” ya que es el pulso fuerte del compás.

2) La canción Blue Dress de Depeche Mode está en un compás de 3/4. Intentá contar el pulso desde el comienzo, concéntrate en el sonido del sintetizador con el que comienza la canción para poder seguir el pulso.

3) El último ejemplo será un vals, en este caso de música country norteamericana. Se trata de Raemona Waltz interpretado por la violinista Sierra Noble. Notarás más claramente el compás de 3/4 si escuchas con atención la guitarra y el bajo, intentá seguir a esos instrumentos para contar el pulso.

Compás de 2/4

El compás de 2/4 se encuentra con frecuencia en marchas o en danzas como las polkas.

1) Escuchá este ejemplo en 2/4 de la nota La con un metrónomo de fondo. Intentá contar «uno, dos» en cada uno de los pulsos, dándole un especial énfasis al “uno” ya que es el pulso fuerte del compás.

2) En la polka irlandesa The britches full of stitches encontramos un claro ejemplo de 2/4. Concentrate en escuchar la acentuación y sobre todo presta atención a la percusión.

3) El 3er moviento del concierto para violín en La menor Op. 3 Nº6 de Antonio Vivaldi está compuesto en un compás de 2/4. Intentá contar y marcar el compás mientras lo escuchás.

Ritmo

Los ritmos musicales son patrones y combinaciones de sonidos largos y cortos (así como de sus respectivos silencios) que se tocan sobre el pulso.

  • Sentís el pulso.
  • Tocás el ritmo.

Los ritmos musicales son representados por las diferentes figuras, cada una de las cuales ocupa diferente cantidad de pulsos, o una fracción de ellos. Además, cada una de estas figuras tiene un silencio equivalente en duración.

A continuación podrás ver un gráfico con las figuras rítmicas, sus silencios y su duración en pulsos de negra.

Teniendo en cuenta el gráfico anterior podemos entender que un compás de 4/4 podría completarse con diversos ritmos, por ejemplo: con 4 negras; con 2 blancas; con 1 redonda; con 8 corcheas; 2 negras y 1 blanca, etc.

¡Esperamos que te haya sido útil esta introducción a los conceptos de pulso, tempo, métrica, compases y ritmo! Cualquier duda que tengas al respecto dejanos tu comentario.

¿Te gustó el artículo?

¡Compartilo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram

También puede interesarte:

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Suscribite

¡Seguí nuestro blog y enterate de las últimas novedades!

Seguinos