Cómo pasar el arco paralelo al puente

Aprender a pasar el arco paralelo al puente es uno de los primeros desafíos a los que nos enfrentamos al empezar a estudiar violín. Te compartimos algunos consejos y ejercicios prácticos para ayudarte a dominarlo.
Arco paralelo al puente

Cómo pasar el arco paralelo al puente

El siguiente artículo está basado principalmente en un extracto del libro Basics del violinista y pedagogo Simon Fischer, el cual recomendamos ampliamente.

Aprender a pasar el arco paralelo al puente es uno de los primeros desafíos a los que nos enfrentamos al empezar a estudiar violín. Y la verdad es que no es tan sencillo como parece, ya que para lograrlo hay que combinar una serie de movimientos de brazo, antebrazo, muñeca y dedos. Es por eso que te traemos una serie de consejos a tener en cuenta y ejercicios prácticos para incorporar estas ideas, que te pueden ayudar no sólo si estás comenzando a tocar, sino también si llevás un tiempo lidiando con este problema.

Sobre el ángulo del violín con respecto al cuerpo

Este es un aspecto importante a tener en cuenta, ya que físicamente todos somos diferentes y debemos adaptar la técnica a nuestras necesidades.

  • Si tenés brazos largos: Apuntá la voluta más hacia la izquierda. Colocá el violín más abajo en el hombro (con el mentón más hacia la izquierda del cordal).
  • Si tenés brazos cortos: Apuntá la voluta más hacia el frente. Colocá el violín más alto en el hombro (con el mentón más cerca o sobre el cordal; en estos casos ayuda tener una mentonera central).

Cuanto más hacia la izquierda apunte la voluta será más fácil para los dedos de la mano izquierda llegar cómodamente a las cuerdas, pero el brazo derecho deberá extenderse demasiado para poder llegar con el arco paralelo en la punta.
Cuanto más hacia el frente apunte la voluta será más fácil mantener el arco paralelo en la punta, pero el antebrazo izquierdo deberá rotar más para que los dedos alcancen las cuerdas.

Ajustando la dirección de la voluta y la altura del violín sobre el hombro, todo violinista puede encontrar una posición cómoda para tocar.

Los diferentes movimientos del brazo en cada parte del arco

En la acción de pasar el arco paralelo sobre las cuerdas intervienen diferentes movimientos del brazo. En las siguientes imágenes podemos ver cuáles son estos movimientos en cada parte del arco.

Posición del brazo en el arco.
  • A. Talón: sólo el brazo se mueve, con muy poco o ningún movimiento del antebrazo.
  • B. Punto de equilibrio: algo de movimiento de brazo y algo de movimiento de antebrazo.
  • C. Centro de arco (posición cuadrada): sólo se mueve el antebrazo. Este es el mejor lugar para tocar notas cortas y rápidas. Notá como se forma un “cuadrado” entre tu brazo, antebrazo y el arco.
  • D. Entre el centro y la punta: principalmente movimiento del antebrazo, con algunos movimientos hacia adelante (al hacer arco tirando) y hacia atrás (al hacer arco empujando) del brazo.
  • E. Punta: algo de movimiento del antebrazo y más movimientos hacia atrás y hacia adelante del brazo.

Moviendo la mano sobre el arco

En este ejercicio la mano se moverá sobre el arco mientras este se encuentra apoyado sobre una cuerda sin moverse. Como el arco está ubicado paralelo con respecto al puente, el brazo derecho no tiene más opción que realizar los movimientos correctos al recorrerlo. Este es un buen ejercicio porque te ayuda a comprender e incorporar los movimientos necesarios para pasar el arco paralelo al puente.

Ejercicio para el arco paralelo.

El ejercicio requiere un asistente que sostenga el arco desde el tornillo del mismo de forma paralela al puente, apoyando la punta sobre las cuerdas. También podés realizarlo solo, apoyando el talón del arco sobre un atril.

  • Posicioná el violín de manera que cuando llegues a la punta del arco el brazo derecho no quede ni muy estirado ni muy doblado en el codo.
  • Lentamente recorré con tu mano hacia arriba y hacia abajo del arco, deslizándola sobre la baqueta. En un principio hacé este movimiento lento, y aumentá gradualmente la velocidad.
  • Mantené la mano derecha con una correcta toma de arco, cambiando naturalmente la forma según estés tocando en el talón o en la punta.

Es beneficioso realizar este ejercicio apoyando el arco en cada una de las cuerdas, e inclusive a diferentes distancias del puente, siempre manteniéndolo paralelo al mismo.

Dividiendo el arco en cuatro partes

La idea de este ejercicio es comenzar tocando con un cuarto de arco en cada sección indicada, luego con medio arco, luego con tres cuartos y por último con todo el arco, manteniendo siempre el arco paralelo con respecto al puente. Es recomendable que hagas este ejercicio frente a un espejo.

Tocá cuatro veces cada nota sobre, por ejemplo, una escala. Comenzá tocando rápido y disminuí la velocidad a medida que vayas usando más cantidad de arco.

División del arco.
  • Primero tocá a una velocidad media utilizando un cuarto de arco en las siguientes secciones: de A a B, de B a C, de C a D, y de D a E.
  • Luego tocá un poco más lento, utilizando medio arco en las siguientes secciones: de A a C, de B a D, y de C a E.
  • Utilizá tres cuartas partes de arco, utilizando las siguientes secciones: A a D, y B a E.
  • Por último tocá con todo el arco, de A a E.

Dividiendo el arco en dos partes

El objetivo de este ejercicio es usar el brazo, la mano y los dedos de manera tal que el arco se mantenga paralelo al puente, independientemente de cuán rápido muevas el arco.

Repetí cada compás varias veces, tocando en las siguientes secciones del arco:

  • Del talón al centro.
  • Del centro a la punta.
  • Con todo el arco, del talón a la punta.
Ejercicio para el arco paralelo.

Tocá cada nota moviendo el arco lo más rápido que puedas, de manera que no puedas corregir el ángulo del arco durante el movimiento. No te preocupes por la calidad del sonido que obtengas, simplemente mové el arco pensando únicamente en los movimientos que estás realizando. Si el arco está paralelo al puente se mantendrá la misma distancia entre ellos tanto al empezar como al terminar el movimiento.

Después de tocar cada nota, revisá en el espejo que el arco se mantenga paralelo al puente. Si ves que no se mantuvo paralelo, tratá de identificar cuál fue el problema: ¿fue el movimiento del antebrazo? ¿o del brazo? ¿los dedos cambiaron el ángulo del arco? ¿tengo la muñeca tensa? ¿es la posición del violín? Luego corregí la posición del arco y continuá con el mismo proceso.

¿Te sirvieron estos consejos? ¿Tenés alguna duda o necesitás más ayuda? Recordá que podés dejar un mensaje, contactarnos y que damos clases de violín.

¿Te gustó el artículo?

¡Compartilo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram

También puede interesarte:

3 respuestas

  1. Excelente Ana!!! Que bien me viene todo lo que publicas…espero que pronto pueda volver a tus clases presenciales….sigo practicando todo lo que puedo .saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Suscribite

¡Seguí nuestro blog y enterate de las últimas novedades!

Seguinos